José Rodríguez Carrión
Estudio social de la Zona Sur de Jerez

La utilidad de los estudios sociales para conocer la realidad de zonas supuestamente deprimidas
El objetivo fundamental del Grupo Universitario de Investigación Social (GUIS) ha sido el estudiar la realidad social de zonas supuestamente deprimidas, según la describen sus propios vecinos y garantizando en todo momento la honestidad científica. (1)
Para el buen desarrollo del estudio en la Zona Sur de Jerez, en primer lugar los componentes del GUIS se reunieron con los representantes de las asociaciones de vecinos a fin de explicarles en qué consistía nuestra investigación. Hubo que reunirse posteriormente con la denominada Coordinadora Zona Sur, toda vez que en ellas se encuentran representadas asociaciones que no forman parte de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Finalmente, se cursó una carta explicativa del proyecto, que a través de una empresa de mensajería fue entregada a todas las unidades familiares de la Zona Sur de Jerez.

Metodología.
Objetivos Generales
• Conocer la realidad de la zona.
• Análisis pormenorizado de los factores que expliquen la calidad de vida de la zona.
• Detectar las carencias percibidas por los habitantes de los barrios comprendidos la zona estudiada.
• Aportar claves significativas para comparar con realidades similares.

Hipótesis de trabajo
Cualquier estudio científico necesita de una serie de ideas previas que oriente la búsqueda de la información, en este sentido las hipótesis que planteamos para su posterior verificación o refutación son:
· Independientemente de los ingresos económicos nuestra población se identifica con la clase social media.
· El número de personas que tiene un título universitario es muy reducido.
· La precariedad de la zona se debe principalmente al alto índice de desempleo.
· Dado que la zona de referencia cuenta con una gran proporción de viviendas sociales, es de prever que el precio del suelo urbano sea bajo.
· En general, los niveles de equipamiento doméstico de las viviendas son muy altos, incluso cuando éstos electrodomésticos están relacionados con el ocio y no con la facilitación de las tareas del hogar.
· El nivel socioeconómico y educativo de la población está relacionado con niveles bajos de prevención de enfermedad.
· La percepción personal de la salud no es buena.
· El consumo de drogas legalizadas (tabaco, alcohol y tranquilizantes, etc.) y no legalizadas (cannabis, alucinógenos, cocaína, heroína, etc.) es más elevado en la población joven que en los adultos.
· Las relaciones sexuales completas son más precoces en los hombres que en las mujeres, y son éstas las que más utilizan métodos anticonceptivos.
· La utilización de los Servicios Sociales por parte de la población, es baja.
· Las mujeres son en mayor medida usuarias y conocedoras de los Servicios Sociales que los hombres.
· El paro, la delincuencia y las toxicomanías son las situaciones de mayor incidencia percibida en el entorno.
· El desempleo afectará especialmente a la población juvenil y a la femenina.
· Hay de un alto índice de economía sumergida dado el gran porcentaje de personas sin contrato de trabajo.
· La proporción de trabajo temporal es mayor que la proporción de trabajo indefinido.
· En general, la participación ciudadana en las diferentes asociaciones e instituciones es reducida.
· La mayor participación social de los ciudadanos se da en asociaciones religiosas y vecinales.
· Las actividades lúdicas relacionadas con el ámbito cultural son las menos elegidas y las más preferidas son ver televisión y visitar grandes superficies.
· Existen bajos niveles de lectura, siendo la prensa local la más leída.
· Las mujeres tienen un nivel de insatisfacción mayor que los hombres respecto al reparto de las tareas domésticas y la responsabilidad compartida en el cuidado de los hijos.
· Los padres reconocen tener pocos problemas con sus hijos respecto a delincuencia, alcoholismo y drogodependencia que sí reconocen en la zona.
· Todas las relaciones interpersonales de los entrevistados son valoradas muy positivamente.

Técnicas de Investigación.
· Los datos primarios de la investigación proceden de la administración de un cuestionario elaborado específicamente para este trabajo. La población de la Zona Sur de Jerez en le momento de la administración de la encuesta era de 27.178 personas, de las que 13.726 son mujeres y 13.452 hombres, lo que suponía un 14,59% de la población total de Jerez (186.200 personas que se distribuyen en 95.256 mujeres y 90.944 hombres). Para el Estudio, la población de referencia es la mayor de 18 años que en el momento de inicio del mismo era de 20.627 personas (10.112 hombres y 10.515 mujeres).
· El muestreo ha sido realizado por cuotas siguiendo criterios de Salud Pública. De esta forma se ha divido la población de la Zona Sur de Jerez por sexos y en tramos de edad de 18 a 29 años, 30 a 44, 45 a 65 y mayores de 65.
· Nivel de confianza nunca inferior a 96% con error típico no superior al 4%. Este es uno de nuestros principales objetivos aun siendo conscientes de su dificultad, toda vez que para la población anteriormente citada ha sido necesario realizar 1.000 encuestas de las cuales se han validado una vez llevada a cabo la depuración de errores, 927.
· El análisis de los datos procedentes de las fuentes primarias y secundarias es de tipo descriptivo y todas las variables han sido contrastadas mediante tablas de contingencia, de prueba de significación del x2 Los datos de la encuesta han sido procesados con el programa informático SPSS bajo licencia de la Universidad de Cádiz.
· El trabajo de campo se ha llevado a cabo entre los meses de octubre a diciembre de 2000 y el mismo ha sido llevado a cabo por 30 alumnos y alumnas de tercer curso de Trabajo Social, que previamente han recibido formación sobre técnicas de investigación y habilidades sociales como encuestadores.

La encuesta
La herramienta principal del Estudio como ya se ha referido, es una encuesta elaborada exclusivamente por los componentes del GUIS para este tipo de estudios y se compone de un total de 145 preguntas con 590 variables distribuidas en ocho áreas temáticas:

Condiciones del medio
• Características de la vivienda
• Satisfacción con entorno
• Equipamiento doméstico
• Servicios de la zona
• Valoraciones y percepciones de estos atributos
Salud pública
• Percepción de salud
• Enfermedades percibidas y diagnosticadas
• Hábitos preventivos
• Hábitos de higiene
• Hábitos de consumo
Servicios sociales
• Situaciones conflictivas de la zona (delincuencia, toxicomanías, maltrato, etc.)
• Conocimiento, uso y valoración de los Servicios Sociales
• Percepción de carencias en Servicios Sociales

Situación económico-laboral
• Ocupación laboral
• Ingresos económicos
• Economía sumergida
• Niveles de satisfacción en el trabajo
1.4.5.-PARTICIPACIÓN SOCIAL
• Creencias religiosas
• Ideología política
• Pertenencia a sindicatos, partidos políticos, ONGs y asociaciones
Ocio y tiempo libre
• Actividades lúdicas y de ocio
• Hábitos de lectura y práctica deportiva
Relaciones interpersonales
• Valoración de la relación de pareja
• Valoración de las relaciones familiares
• Valoración de las relaciones con amigos y vecinos
Variables sociodemográficas

Conclusiones
Las principales conclusiones que podemos extraer de nuestro estudio se presentan a continuación ordenadas en función de los bloques analizados en el estudio descriptivo.
· Por lo general, las unidades familiares están compuestas por cuatro miembros, normalmente un matrimonio y dos hijos; se aprecia la presencia de personas mayores y de algún hijo soltero de más de treinta años dentro del núcleo familiar. Los casos de convivencia en pareja son muy bajos o casi inexistentes.
· La mayoría de nuestros encuestados posee estudios primarios y de F.P. Se identifican con la clase social media-media, incluso aquellas familias que ingresan menos de 50.000 pesetas (300,51 euros) al mes; muy pocos se consideran de clase social baja.
· La forma habitual de vivienda es el bloque de pisos, siendo la propiedad el régimen de tenencia más frecuente. Si atendemos exclusivamente a los resultados extraídos de nuestra muestra, apenas hay mercado de alquiler privado en la zona. Casi la mitad de las viviendas tienen más de veinticinco años y la mayoría más de dieciséis, ésto puede explicar el alto número de personas que tienen cancelada su hipoteca.
· En general, la valoración que se hace de la vivienda es alta, a pesar de la inexistencia de ascensores, garajes y accesos para personas discapacitadas. La dotación de aparatos domésticos de diversa índole en los hogares de los encuestados es elevada, sirva como ejemplo que aproximadamente dos tercios de la población tiene más de un televisor.
· Observando el ratio de miembros por metro cuadrado del hogar familiar, se han encontrado ciertos niveles de hacinamiento y de viviendas consideradas inadecuadas según las condiciones legalmente establecidas.
· Como una característica del entorno, señalamos la buena impresión sobre la accesibilidad viaria a las zonas de residencia y las comunicaciones con el resto de la ciudad a través del transporte público, utilizado por la tercera parte de la población.
· Casi las tres cuartas partes de la muestra tiene una percepción positiva sobre su estado de salud, ya que se considera sana o muy sana, siendo esta apreciación más negativa en las mujeres mayores de cuarenta y cinco años. Las enfermedades crónicas más frecuentes percibidas por la población son las relacionadas con dolores de cabeza, problemas articulares y de espalda.
· Los niveles de prevención son bajos si nos atenemos a la frecuencia con que la gente se hace un chequeo médico, se somete a controles rutinarios -azúcar, colesterol, toma de tensión, citologías, mamografías, visitas al dentista, etc.-, utiliza métodos anticonceptivos o practica hábitos higiénicos.
· Al igual que en la salud, la valoración de la forma física es buena o muy buena. Tal vez pueda relacionarse con el hecho de que más de la mitad de los encuestados califican su actividad diaria como activa o muy activa, siendo pocos los que reconocen sufrir estrés.
· Si nos centramos en ciertos hábitos considerados poco saludables, encontramos que más de la mitad de la población no es fumadora y de los que fuman la mayoría son hombres. Algo más de dos tercios de las mujeres no beben nunca alcohol, y los que con mayor frecuencia toman compuestos cannábicos, las sustancias no legalizadas más consumidas, son los varones.
· En cuanto a las relaciones sexuales completas, los hombres son más precoces. Aproximadamente la mitad de la muestra tuvo su primer coito entre los quince y veinte años. Los métodos anticonceptivos son más usados por los jóvenes y de ellos el más utilizado es el preservativo masculino; entre los métodos quirúrgicos hay más vasectomías que ligaduras.
· Los encuestados señalan el desempleo, la marginación, el alcoholismo, las toxicomanías y la delincuencia como situaciones con un alto nivel de incidencia en el entorno.
· Las mujeres utilizan más los Servicios Sociales que los hombres, sin embargo, éstos son los que detectan más carencias. La satisfacción con el funcionamiento de los Servicios Sociales Comunitarios y Especializados es moderadamente elevada, no obstante el recurso a estos últimos es bajo.
· La tasa de desempleo, la inestabilidad laboral, los niveles de renta bajos y la detección de cierto grado de economía sumergida dan muestra de la existencia de un sector de la población más vulnerable y sensible a determinados riesgos relacionados con la exclusión social. Por tanto, la hipótesis que atribuía al paro el principal protagonismo en la explicación de la precariedad de la zona no queda confirmada.
· La población trabajadora se caracteriza por desempeñar puestos de trabajo no cualificados, fundamentalmente en la construcción y en menor medida en la industria. La contratación laboral más habitual es la temporal, aunque casi un cuarenta por ciento tiene un contrato indefinido. Las personas que no tienen estudios disponen de menos estabilidad en el empleo. Dentro del bajo índice del grupo de universitarios, son los diplomados los que tienen mayor estabilidad en su puesto laboral.
· El descontento expresado con diferentes factores relacionados con el ámbito del trabajo es casi nulo. Las cotas más altas de satisfacción se alcanzan en las relaciones con los compañeros y las más bajas en la valoración de los permisos y vacaciones estipuladas.
· La confesión religiosa mayoritaria en la Zona Sur es la católica al igual que en el resto del territorio nacional, predominando los no practicantes. Las mujeres son más practicantes y menos arreligiosas que los hombres, teniendo en cuenta que la identificación con ninguna opción religiosa ocupa el tercer lugar en cuanto al orden de preferencia de los encuestados. Se da la peculiaridad de personas católicas no practicantes que pertenecen a hermandades y cofradías de Semana Santa.
· Políticamente la indiferencia es la tónica sobre todo en aquellas familias que tienen ingresos inferiores a 50.000 ptas. (300,51 euros) mensuales. Casi una cuarta parte de la población se considera de izquierda y, de la menor proporción que se posiciona a la derecha del espectro ideológico, son jóvenes y varones.
· Como dato global de participación social, sobresale la escasa pertenencia a entidades que configuran el tejido asociativo de la zona, como partidos políticos, asociaciones diversas, sindicatos y organizaciones de voluntariado. La hipótesis apuntada de mayor implicación de los ciudadanos en asociaciones vecinales y hermandades queda ampliamente confirmada.
· La consideración que los encuestados tienen de su tiempo libre es baja y en especial entre las amas de casa. Atendiendo a las actividades con las que se ocupa el tiempo libre y de ocio, se observa que ver la televisión, las visitas familiares, asistir a centros comerciales y pasear son las más habituales. La asistencia a bares, cines y a otras actividades culturales no es tan frecuente como se esperaba.
· Casi la mitad de los sujetos leen habitualmente, y en este sentido, son los hombres los que le dedican más tiempo. Si nos fijamos en el tipo de lectura, las mujeres leen más libros que los hombres, mientras que éstos optan por la prensa. Los lectores consultan más los periódicos locales que los de tirada nacional.
· Practica regularmente deporte la cuarta parte de los encuestados, cuyo perfil corresponde a hombres jóvenes. Se hace sobre todo por “hobby” y en instalaciones públicas, destacando el fútbol como el ejercicio deportivo preferido.
· La valoración de las relaciones interpersonales es altamente positiva, especialmente las de pareja y paterno-filiales. Sin embargo, en ambos casos se observa más insatisfacción en el reparto de las tareas domésticas y en la aportación económica de los hijos que en otras facetas de la vida familiar. Las redes vecinales y el círculo de amigos íntimos están mejor considerados que el contacto con otros familiares que no viven en el mismo domicilio.
· Una cuestión fundamental que se dirime en el seno de la pareja es la planificación de la paternidad; paradójicamente nos encontramos que casi un tercio de los que dicen planificar su paternidad no utiliza métodos anticonceptivos.
· Tal y como planteábamos en una de nuestras hipótesis, los sujetos advierten más situaciones problemáticas en su entorno social que en el familiar o de allegados próximos, de lo que se deduce la existencia de diferentes puntos de vista a la hora de evaluarlos.

Utilización del estudio
El Estudio fue editado en junio de 2001 por el Centro universitario de Estudios Sociales. Tras la presentación, el mismo fue entregado a cuantas organizaciones, asociaciones, instituciones o administraciones lo han solicitado, así como se ha enviado a todos los departamentos de sociología del estado y a todas las Escuelas Universitarias de Trabajo Social. Igualmente se ha enviado a las quince universidades europeas con las que nuestro Centro mantiene acuerdos de colaboración, algunas de las cuales está aplicando la herramienta (encuesta) en sus respectivos ámbitos de influencia.
Es evidente que no toda la información adquirida ha tenido cabida en la publicación, por lo que en estos momentos el GUIS posee más de ochocientos mil datos sobre la Zona Sur de Jerez, que han sido puestos a disposición de vecinos y administraciones. Hasta el momento, transcurrido un año y medio de la publicación del Estudio, tan sólo la Iglesia católica se ha interesado por ampliar la información. Ningún otro colectivo o administración lo ha hecho.

Epilogo
El Estudio Social de zonas supuestamente excluidas o deprimidas, se ha mostrado como una herramienta útil para conocer la realidad social según la aprecian los propios habitantes de la zona. Este tipo de estudios viene a demostrar que no siempre la impresión que de estas zonas se tiene o las carencias que se detectan, se corresponden con las opiniones de los vecinos y que en muchas ocasiones la necesidad normativa tampoco se corresponde con la necesidad sentida y no siempre expresada.

 

(1). El Grupo Universitario de Investigación Social (GUIS), nace en octubre de 1999 en el seno del Centro Universitario de Estudios Sociales de Jerez (CUES), siendo financiado íntegramente por este. No obstante, a raíz de ser reconocido por el Plan Andaluz de Investigación con el código SEJ383, también recibe subvención para infraestructuras de este Plan.
El Grupo de Investigación está compuesto por nueve profesores y profesoras del CUES:
- Carlos Argudo Gutiérrez.- Licenciado en Derecho. Profesor de
- Guillermo Bárcena González.- Diplomado en Informática. Profesor de Informática.
- Serafín J. Cruces Montes.- Licenciado en Psicología. Profesor de Psicología Social.
- Manuel García Jarillo.- Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y Técnica en Empresas y Actividades Turísticas. Profesora de Estructura de Mercado.
- Pedro Hernández Lafuente.- Diplomado en Trabajo Social. Profesor de Metodología de la Intervención Social.
- Isabel Jiménez Carrasco.- Licenciada en Sociología y en Ciencias Políticas. Profesora de Estructura Social Contemporánea.
- José Rodríguez Carrión.- Doctor en Medicina Y Cirugía y Especialista Universitario en Educación para la Salud. Profesor de Salud Pública y Trabajo Social. Director del Grupo.
- Antonio Fco. Romero Moreno.- Licenciado en Psicología. Profesor de Psicología Evolutiva.
- Javier Tinoco Domínguez.- Licenciado en Derecho. Profesor de Derecho Administrativo